jueves, 27 de junio de 2013

Frases para pensar

La mayor parte de nuestro razonar consiste en encontrar argumentos para seguir creyendo en lo que deseamos. 
James H. Robinson


martes, 25 de junio de 2013

Escribiendo uno se entiende



“Concéntrate un instante en los beneficios o 
“regalos” que has obtenido en tu vida.
 Tómate un momento para saborearlos,
 piensa en su valor, y luego, escríbelos”.
 Dr. Robert A. Emmons

 A lo largo del tiempo he leído en no pocas ocasiones la importancia de escribir. Los beneficios son varios: aclara ideas, resuelve asuntos que interfieren en nuestro día a día, ayuda a organizarte…

Escribiendo un diario, uno se da cuenta que es una forma de relativizar los problemas o de ser más consciente de las alegrías. La memoria es un espacio reducido, por lo que escribiendo sobre tu vida podrás volver a recuperar en el momento que quieras aquella sensación que viviste en ese día tan feliz.

Al contrario, escribiendo lo que te preocupa lo sacas de tu mente, dejando espacio para que tu cerebro trabaje en la solución o encuentre otras perspectivas para afrontar el asunto. En gestión del tiempo también se aplica: saca de tu mente los recordatorios, las citas, reuniones, llamadas pendientes, etc. Apúntalas en un papel para que tus neuronas hagan el trabajo que han de hacer: pensar y crear. Llevado esto al extremo que permite la ficción, en un episodio de Sherlock Holmes, el Dr. Watson le comentó que la tierra era redonda. El detective, que desconocía por completo esa información, se molestó por recibirla mientras que su compañero quedaba atónito no sólo por la ignorancia sino también por la falta de interés ante la revelación. Sherlock le dijo algo así como: “es información irrelevante que me ocupa espacio para pensar. Ahora tendré que volver a borrarla”. No es necesario ser tan exagerados, simplemente llevando una lista de tareas, el no tener que recordar constantemente qué tenemos que hacer, hace que seamos más productivos.


Escribir ayuda a recuperar la propia vida, a dotarla de significado. A frenar el ritmo exigente de lo exterior para centrarnos en nuestro interior y ser más conscientes de nosotros mismos y recordar qué es aquello que nos hace vibrar, aquello que nos mueve.

Cuando las personas escriben sobre sus objetivos, describiendo cómo se sienten consiguiéndolo, dónde están y qué han conseguido, el estado de ánimo mejora. No sólo eso, sino que además nuestro cerebro se pone a trabajar para alcanzar esas metas.

¿Sientes desánimo? Hazte con un diario de a bordo, coge una libreta y escribe. Pruébalo durante quince días. Elige un lugar y un momento en los que estés tranquilo y escribe durante quince minutos como mínimo. Describe cuál ha sido el mejor momento del día para ti, qué capacidades has utilizado para conseguirlo y cuál ha sido tu actitud. Conectar con ese momento te ayudará a quererte y a darte cuenta del valor que hay en ti.

Escribe lo que quieras, tus problemas, tus objetivos o tus momentos felices. Reléelo cada quince días. Descubrirás qué conductas te hacen sentir mejor, serás más consciente de tu objetivo y te moverás para alcanzarlo, potenciarás lo mejor de ti mismo.

jueves, 20 de junio de 2013

¿Qué más puedes hacer?

Llega un momento en el que ves la futilidad del esfuerzo. 
Has hecho todo lo que posías hacer y no está sucediendo nada. 
Has hecho todo lo que es humanamente posible. 
¿Qué más puedes hacer?

OSHO

martes, 18 de junio de 2013

Cuento: Cangrejos argentinos

Había un hombre vendiendo cangrejos de playa. Tenía dos cubos llenos de animales vivos: uno estaba cubierto con una malla y el otro, tapado. Una mujer le preguntó: "¿Por qué ha tapado un cubo y el otro no?".

Entonces el vendedor respondió: "Porque vendo dos tipos de cangrejos: japoneses y argentinos. El cangrejo japonés siempre trata de salir del cubo; cuando no lo consigue, los demás hacen una cadena, se apoyan
unos a otros y así todos logran salir, por eso he tenido que ponerle una tapa. Los cangrejos argentinos
también tratan de escaparse, pero cuando uno intenta saltar, los de más abajo lo agarran y así ninguno escapa."











Fuente: Gente Tóxica, Stamateas, B. Edicones B. 

jueves, 13 de junio de 2013

Taller en julio: DESCUBRE TUS TALENTOS



Todos tenemos talentos, pero ¿qué quiere decir talento? Es aquello que sabemos hacer de manera innata, lo hacemos con tanta facilidad que incluso puede que no lo valoremos. ¿Para qué buscarlos? Para ganar confianza en nosotros mismos, alcanzar nuestros objetivos y aumentar nuestro rendimiento tanto personal como profesional. Los talentos son lo mejor de uno mismo. ¡VALE LA PENA DESCUBRIRLOS!

¿CUÁNDO?
Los lunes 8, 15 y 22 de julio. De 10h a 11h30

INSCRIPCIONES: Puedes apuntarte a partir del lunes 10 de junio de manera presencial en el Centro Cívico de Navas (C/ Doctor Torrent, 1)

Pide información en el Centro Cívico Navas 93.349.35.22 o contacta conmigo en quiendijoquenopuedes@gmail.com






Pasatge Doctor Torent 1, 08027 Barcelona







martes, 11 de junio de 2013

Curso Automotivación GAJ (4 y 6 de junio)


La semana pasada, los días 4 y  6 de junio, tuve el placer de dar un curso de dos días AUTOMOTIVACIÓN en el Colegio de Abogados de Barcelona. Desde aquí quiero dar las gracias a los que hicieron posible este acto y, ante todo, a los que participaron en él.

Muchas gracias también por esta frase que me hicieron llegar después del curso:

La auténtica motivación, la motivación duradera, no viene de fuera, sino de nosotros mismos. Para aumentarla necesitamos conectar con nuestro propósito de vida o por lo menos con algo que sabemos que nos gusta realizar.  ¿Cómo conseguir esa automotivación? Algunos pasos sencillos son:

  1. Define qué es lo que quieres. Cuál es tu sueño, tu objetivo o tu meta.
  2. Encuentra el para qué de tus propósitos. Si aguantas una situación donde tu recompensa es ganar dinero, pero no sabes para qué es ese dinero, entonces no conoces el propósito y es complicado encontrar la motivación.
  3. De vez en cuando, descansa. A veces nos aceleramos y perdemos el rumbo. Es momento de descansar y de analizar de nuevo qué quieres en tu vida y para qué lo quieres.
  4. Aprende a decir que NO a determinadas demandas. Cuídate de aquellas demandas que puedan alejarte de tu sueño, de aquello que te motiva.
  5. Celebra tus éxitos. Es importante premiarse en la medida que vayas avanzando hacia tus objetivos.