martes, 8 de noviembre de 2011

Personas medicina

"Si exageráramos nuestras alegrías
como hacemos con nuestras penas,
nuestros problemas perderían importancia"
 Anatole France


En una entrada anterior os hablaba de las personas que nos quitan energía. Hoy os quiero hablar de lo contrario, de esas personas que nos dan energía, de esas personas cuya influencia nos va a ayudar a conseguir nuestro sueño: PERSONAS MEDICINA.

Se trata de personas prácticas, pero con gran capacidad para ilusionarse y conseguir sus metas. Obviamente son optimistas y conscientes de su bienestar, el que le proporciona las pequeñas cosas de la vida, como por ejemplo el desayuno de los domingos. Activan las emociones positivas al máximo, buscan de manera consciente actividades y experiencias para ello. Son generosas y entusiastas, disfrutan con lo que hacen.

Sin embargo, no son inmunes a las personas tóxicas. Las personas tónicas asumen sus limitaciones y saben que corren el riesgo de verse afectadas por estas personas y se protegen de ellas. Se trata de personas que cuidan su higiene mental, trabajan en su crecimiento personal y aprenden cosas nuevas, distintas con lo que consiguen apartar pensamientos negativos de su mente. Se aceptan tal y como son, con sus debilidades y sus virtudes.

Aunque después de esta introducción, parezca que estamos ante alguien hiperactivo, recordad que ante todo estas personas son equilibradas y realistas.
 Puede ser ese amig@ optimista hasta la médula que te hace ver lo positivo de cualquier contratiempo.
Quizá sea alguien de tu entorno siempre con la anécdota divertida a punto.
Tal vez sea esa persona sencilla, asequible, servicial y generosa que siempre está alegre.
O puede que sea aquel seguro de sí mismo, de gran fortaleza y lleno de energía.
Aunque quizá te encuentres con una persona medicina que te produzca una sensación de paz y armonía. Puede ser aquel tipo de personas que parece que les sobra amor, son dulces y de buen trato.

A lo mejor conoces a alguien con estas características... o con muchas otras. Sea como sea esa persona, la reconocerás ya que después de estar con ella, ya te sientas con más energía o con más serenidad, la sensación será reconfortante.